Facebook Twitter Google +1     Admin

HAY ALTERNATIVAS. PROPUESTAS PARA CREAR EMPLEO Y BIENESTAR SOCIAL EN ESPAÑA

NAVARRO, Vicenç, Juan TORRES LÓPEZ y Alberto GARZÓN ESPINOSA: Hay alternativas. Propuestas para crear empleo y bienestar social en España. Madrid, Ediciones Sequitur, 2011, 225 pp.

    En esta magnífica y clarividente obra se nos presenta un estudio muy completo sobre el origen de la crisis, el fracaso de las medidas neoliberales de austeridad y las posibles alternativas. Los autores son tres economistas que se mueven en una línea de pensamiento alternativo, muy cercana a las reivindicaciones del Movimiento 15M. No obstante, huelga decir que no cuestionan el capitalismo como modelo global, sino que buscan su mejoramiento, situándose en el polo opuesto de las tesis neoliberales y defendiendo una fuerte intervención estatal.
    En el prólogo, Noam Chomsky comienza hablando de la tendencia mundial a la  polarización social. Es decir, hay una minoría que está concentrando la riqueza y el poder mientras que el grueso de la población se empobrece. Una realidad que, si ningún cambio radical lo impide, se irá acentuando progresivamente en las próximas décadas.
    El detonante de la crisis fue la crisis financiera iniciada en 2008 por la banca estadounidense, que no tardó en extenderse a todo el mundo. Ello provocó, a su vez, el cierre del grifo del crédito, con la consiguiente caída de la actividad económica, lo que  redujo drásticamente la recaudación estatal y multiplicó el déficit. En el caso particular de España, todo esto se ha visto agravado por unas condiciones particulares, como el endeudamiento previo del Estado y de las familias, así como la burbuja inmobiliaria. La coincidencia de la crisis financiera mundial, con los problemas intrínsecos del país, le ha colocado al borde del abismo. Lo que algunos han denominado terrorismo financiero de los mercados, amenaza con arruinar a España y repartirse sus despojos. La Unión Europea se tambalea.   
    Ante esta situación, la respuesta de los países desarrollados, sometidos a la dictadura de los mercados, ha sido emprender una política de ajustes económicos, consistentes básicamente en la reducción de los salarios públicos y privados y en una disminución considerable del gasto social. Lo cual está provocando, a corto plazo, un aumento de la tasa de población que vive en el umbral de la pobreza y una reducción del poder adquisitivo de las clases medias. De hecho, los autores aportan un dato demoledor: 1.400 personas en España acaparan el 80,5% del PIB nacional. Es decir, el 0,0034% de la población acumulan más de cuatro quintas partes de la riqueza. Y lo peor de todo, es que las recetas neoliberales sólo van a conseguir acentuar aún más esta brecha social. La competitividad no aumentará bajando los salarios. De hecho, en España son más bajos que en los países ricos de la Unión Europea y no por ello el país es más competitivo. Es posible mejorar la competencia bajando precios de venta y no los salarios.
      A nivel mundial, la situación es aún más catastrófica, hay 2.400 millones de personas por debajo del umbral de la pobreza, y la cifra tiende a aumentar por el descenso acusado de la ayuda de los países desarrollados al llamado Tercer Mundo.
      El objetivo final de este libro es demostrar que hay alternativas mucho más justas y eficientes para salir de la crisis. De hecho, citan a grandes economistas, como Joseph Stiglitz o Paul Krugman, que se oponen a los planes de austeridad porque, según ellos, no harán otra cosa que prolongar durante años la recesión económica, agravando los padecimientos de la clase trabajadora.
       Como alternativa a la política económica neoliberal, los autores presentan más de un centenar de propuestas de toda índole, unas aplicables a España y otras al mundo. En ellas se reivindica desde una democracia participativa a una redistribución de la riqueza a nivel mundial y una economía al servicio de las personas y no de los poderes fácticos. Nosotros hemos agrupado algunas de ellas en cinco grandes bloques, que a mi juicio son las más importantes:
     Una, el fortalecimiento del mercado interno, mejorando el poder adquisitivo de los trabajadores. Se trata justo de lo contrario que se está haciendo, es decir, de estimular moderadamente la economía, evitando las políticas radicales de austeridad, aplicadas por el gobierno actual, que están agudizando la crisis y provocando el aumento del paro.
     Dos, el desarrollo de nuevos sistemas productivos, alternativos al inmobiliario, invirtiendo en energías alternativas, innovación, nuevas tecnologías, cultura, ocio, creación, reciclaje, ecología, agricultura, servicios sociales… En definitiva, un cambio radical del modelo productivo.
     Tres, la reforma del sistema bancario, que a juicio de los autores, se ha demostrado poco fiable. Debe crearse una banca más ética, vigilada de cerca por los organismos internacionales, y en la que se depuren las responsabilidades cada vez que se produzcan abusos. También proponen nacionalizar las Cajas de Ahorros.
      Cuatro, financiar suficientemente el sector público. El problema de España no es el funcionariado que, desde un punto de vista cuantitativo, es inferior al de otros países de nuestro entorno. Así, mientras en España solo el 9% de los trabajadores son funcionarios, en los países más desarrollados de Europa superan el 20%. Las cifras ponen al descubierto el mito de que España es un país de funcionarios.
      Y cinco, atajar la economía sumergida, que supone casi la cuarta parte del P.I.B. y que no contribuye al desarrollo del estado del bienestar.
       El libro tiene un enorme valor, pues pone al descubierto, con datos objetivos, las grandes mentiras del neoliberalismo, y además plantea soluciones concretas con las que mejorar la situación de España y del mundo. Sin embargo, pese a lo que pueda parecer, se trata de medidas que sólo buscan reformar el capitalismo. A mi juicio, ya puestos a soñar, habría que dar un paso más allá y crear un nuevo sistema que no se base en la acumulación de riqueza, en el capital y en la libre competencia. De hecho, el nuevo capitalismo que plantean los autores de este libro, presenta dos graves deficiencias:
      Primera, pretende aumentar el nivel de renta de la población, incrementando el consumo y de paso favoreciendo el crecimiento. Pero, precisamente el consumo y el crecimiento insostenible son dos de las lacras más importantes de nuestro tiempo. No podemos seguir consumiendo en los niveles actuales.
      Y segunda, prácticamente omiten el problema del agotamiento de las energías fósiles lo que provocará un aumento generalizado del precio de los alimentos. Todo ello nos llevará, en pocas décadas, como vaticinó Ramón Fernández Durán, a un colapso del capitalismo con dramáticas consecuencias para la humanidad.
      Por ello, a mi juicio, no basta con reformar el capitalismo sino que urge plantear un nuevo sistema que parta de una revolución ética, y que auspicie la austeridad como forma de vida, el consumo responsable de los recursos del planeta, el respeto por el medio ambiente y la redistribución global y local de la riqueza. Sólo así podremos sentar las bases de un mundo mejor para todos, compatible con el entorno en el que vivimos.


ESTEBAN MIRA CABALLOS

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Antonio Pizarro

Gracias Esteban por estos comentarios que haces a los libros leídos. Lo haces de tal manera que invitas a leerlos. Coincidimos en el Archivo durante años y cometí la torpeza de no hablar contigo. Me gustaría ponerme en contacto con Genaro. Un saludo desde el otro lado del Atlántico y gracias. Antonio Pizarro.

Fecha: 04/10/2012 06:42.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next