20190410081805-0021.jpg

Camba, Úrsula y Alejandro Rosas: “Cara o cruz: Hernán Cortés·. México, Taurus, 2018, 103 págs. I.S.B.N.: 978-607-316-964-6

 

      Hace pocos meses ha aparecido este pequeño libro divulgativo sobre la figura del extremeño Hernán Cortés. Sus autores, Úrsula Camba y Alejandro Rosas, son una historiadora y un divulgador respectivamente. Autores mexicanos que han editado su obra en México, gozando de una gran difusión en el país azteca.

      Huelga decir que, como toda obra de divulgación, el libro no aporta ningún dato nuevo para el investigador pero sí que supone un aporte en el terreno interpretativo. El libro trata de sacar al personaje de la Leyenda Negra en la que cayó en México tras la Independencia en 1821. El hondo sentimiento antihispánico que se desarrollo a raíz de dicho acontecimiento afectó a la imagen del metellinense. Reconoce Úrsula Camba que la idea de una parte de los mexicanos es que el conquistador cometió un atropello personal contra cada uno de ellos. Y que, por tanto, lleva décadas siendo “un apestado de la historia nacional”, un olvidado en el limbo entre ambos continentes, “ni es de aquí ni es de allá”.

      La idea del libro es tratar al personaje de manera objetiva, con sus defectos y con sus virtudes, con la idea de cambiar la imagen negra que se difunde en México desde la escuela. Esta visión estereotipada, a juicio de Úrsula Camba, impide la comprensión del personaje en el contexto de su tiempo. No menos contundente se muestra Alejandro Rosas, quien aludiendo al célebre historiador José Vasconcelos, aboga por reconocer al metellinense su condición de “padre de la nacionalidad” mexicana.  

      Este librito divulgativo, junto a otros proyectos relacionados con la filmografía, pueden ser importantes para sacar a Hernán Cortés del agujero en el que le ha colocado la Leyenda Negra. No fue un santo, ni tampoco un demonio, fue un hombre de su tiempo responsable a partes iguales de la destrucción de la confederación mexica y de la creación de la nación mexicana.

 

ESTEBAN MIRA CABALLOS