20140425222150-soto2.jpg

MIRA CABALLOS, Esteban: Hernando de Soto. El conquistador de las tres Américas. Badajoz, Fundación Obra Pía de los Pizarro, 2012 (2ª ed.) 127 págs.

 

        El Dr. Mira Caballos, un sevillano de Carmona, está incardinado en nuestra tierra y no tan solo por razones familiares, su tarea investigadora se ha centrado en una cuestión profundamente relacionada con Extremadura que está presente en algunos de sus libros de forma expresa mientras, en otros, aparece a través de sus protagonistas. Nos estamos refiriendo a las relaciones que a partir del siglo XVI, en el que Mira Caballos es uno de los más importantes especialistas a nivel nacional, se establecen entre España y América Latina. Así se desprende, a título de ejemplo, de la lectura de su Imperialismo y poder. Una historia desde la óptica de los vencidos (El Ejido, 2013), donde reflexiona desde nuevas premisas sobre la realidad de la conquista y colonización americana y sus consecuencias hasta la actualidad y de la apasionante biografía de Hernán Cortés. El fin de una leyenda (Badajoz, 2010). A estos dos recientes libros, debemos sumar sus colaboraciones para el Diccionario Biográfico Español, que ha editado la Real Academia de la Historia, con más de cien biografías de personajes relacionados con América, y el volumen II de la Historia Militar de España del Instituto de Historia Militar y su investigación, en la actualidad, para la próxima publicación de la biografía de Francisco Pizarro, además de una quincena de libros y un buen número de artículos en revistas especializadas de Europa y América.

        En la bibliografía del profesor Mira Caballos se analizan los personajes, los sucesos y los avatares históricos a partir del estudio riguroso de la documentación, de las fuentes y de una exhaustiva revisión de la bibliografía para mostrar todos y cada uno de los perfiles del personaje o del hecho planteado. Pero, además, haciendo gala de una minuciosidad encomiable, su visión de la historia trata de contextualizar los hechos para que, en ningún caso, se puedan percibir de forma errónea o se juzguen con una mentalidad actual lo que puede deformar y desvirtuar los propios hechos que se examinan.

        El libro que reseñamos se enmarca en esta visión de la historia con la propuesta de Hernando de Soto puesto que, como dice el autor: A mi juicio, y en esta ocasión de acuerdo con los historiadores marxistas, los hilos de la historia los mueven efectivamente los medios de producción de cada época y no las personas; éstas actúan de la manera que su época les impone. Por ello, nada tiene de particular que los conquistadores se comportasen de modo más o menos similar, ante situaciones parecidas. Eran guerreros de su tiempo, cuya escala de valores no coincidía exactamente con la actual (p. 9). Precisamente por ello, Esteban Mira, nos presenta un Hernando de Soto, al que llama individuo carismático, que junto a Pizarro y Cortés constituye el modelo de conquistador del siglo XVI.

        La publicación de esta segunda edición de la biografía de Hernando de Soto por parte del Dr. Mira Caballos se enmarca en el loable objetivo de ir completando, como ya ha hecho con Hernán Cortés y frey Nicolás de Ovando y hará con Francisco Pizarro, las semblanzas de los conquistadores que, por desgracia, presentan importantes lagunas, lugares comunes en muchos casos insuficientemente contrastados con las fuentes o repetidos sin una crítica severa a partir de la bibliografía decimonónica. Por esta razón, el Prof. Mira Caballos, haciendo honor a su profesión, explicita con todo lujo de detalles la metodología empleada en la confección del libro y describe las numerosas fuentes utilizadas sin dejar prácticamente ninguna sin consultar.

        El libro que estamos presentando es, en estricto sentido, una biografía al uso en la que se repasa la vida de un barcarroteño que vive de manera intensa en poco más de cuatro décadas y fue el único conquistador que participó en la ocupación de las tres grandes áreas geográficas vinculadas a la colonización española: Norteamérica, Centroamérica y Sudamérica.

        La estructura del libro es muy sencilla. El primer capítulo está dedicado, como hemos señalado, a la metodología y a las fuentes. En el segundo, plantea el origen del conquistador y la discusión sobre su nacimiento en Barcarrota pese a que otras localidades, como Badajoz y Jerez de los Caballeros, se postulan con razones de peso, también, como lugar de su natalicio, describiendo a continuación la villa de Barcarrota en la que nació. En el tercer capítulo estudia cómo se fue fraguando su personalidad, su espíritu guerrero desde muy joven cuando con catorce años decidió embarcar a las Indias y, especialmente, su decisivo papel en la conquista de Panamá y Nicaragua. En el cuarto capítulo se describe su participación junto a Pizarro en la conquista del imperio Inca. En el quinto explica su vuelta a España con una gran fortuna que le permitió comprar voluntades para, en 1537, firmar la Capitulación que le otorgaba el título de Adelantado, Capitán General y Gobernador de las provincias del Río de las Palmas hasta la Florida y Cuba. En el sexto, Esteban Mira examina las circunstancias y la organización de la armada que en 1538 tenía como destino la exploración de la Florida. El capítulo séptimo aborda los detalles de la empresa de la Florida y sus vicisitudes que acaban con la vida de Hernando de Soto a fines de mayo de 1534, cerca del río Mississippi que él mismo había descubierto un año antes y el regreso de la expedición en 1543. En las conclusiones, Mira Caballos afirma refiriéndose a Hernando de Soto: El barcarroteño fue, pues, un hombre de su tiempo que se comportó de la manera que todos esperaban que se comportase. Fue leal a las personas que confiaron en él y por ello, en el contexto de su época debemos valorarlo (p. 101). El libro se completa con una excelente y completa bibliografía y un clarificador y escogido apéndice documental que ayudan a comprender la biografía de un Hernando de Soto que, en definitiva, fue un hombre de su tiempo.

        Al margen de los acontecimientos descritos, que constituyen la biografía de otro extremeño universal que contribuyó, con las lógicas luces y sombras, a la conquista y colonización de América, el libro se convierte de la mano del Dr. Mira Caballos en una nueva reflexión sobre el significado de las relaciones entre España y el Nuevo Mundo. Una reflexión que, gracias a una cuidada redacción, se lee con placer y tiene la virtud de enganchar al lector que va descubriendo al personaje y su obra en el contexto de una ingente tarea en la que Extremadura y sus hombres y mujeres tienen un papel determinante.

        Finalmente, felicitamos a Esteban Mira por su nuevo libro y le animamos a que, más pronto que tarde, dé a la imprenta la biografía de Francisco Pizarro para ayudarnos a valorar y contextualizar debidamente el papel de España y, por ende, de Extremadura en la conquista y colonización del Nuevo Mundo y entender su dimensión en la actualidad.

 

JOSÉ ÁNGEL CALERO CARRETERO

Profesor de Secundaria y Bachillerato y del Centro Asociado de la U.N.E.D. de Mérida

 

(Reseña publicada en La Capital de Tierra de Barros, abril de 2014, p. 28)